sábado, 27 de abril de 2013

Ruta desde Canillas del Aceituno a El Saltillo

Sobre la acequia

Colada 1

Colada 2









El Saltillo











video
Video de Memé










Descargar Track

Como llegar (utilizar este vinculo si quieres calcular la llegada al punto de partida desde tú origen).

De Canillas del Aceituno a El Saltillo.

La propuesta de  Juande para esta semana era su segundo intento  para realizar está ruta, en su  primero,  tuvo que desistir  debido a la abundante lluvia con la que se encontró.

La ruta nos conduce desde Canillas del Aceituno utilizando la antigua acequia morisca, que aún presta servicio de abastecimiento de agua, hasta el paraje conocido como El Saltillo en el río Almanchares, donde se encuentran unas espectaculares posas y cascadas.
No tenemos  dificultad en principio, una longitud  de ida y vuelta de  10 km. con desnivel de unos 270 m. aunque tenemos que ir con cuidado porque durante muchos tiempo el senderos es estrecho y  transcurre con grandes precipicios y sobre todo los dos pasos conocido como las Colás o Coladas, aunque como descubrimos cuando llegamos a la primera, el camino se ha desprendido  y lo hace imposible atravesar.
Para comenzar la ruta nos dirigimos hasta el pueblo de Canillas del Aceituno en plena Sierra de Tejeda y tras dejar el coche en los aparcamientos junto al tanatorio municipal nos dirigimos ha hacer un poquito de turismo gastronómico-cultural por el pueblo, visitando la Iglesia de La Virgen de la Cabeza,  las calles principales, el bar Ángel donde degustamos unos café XL y buenos churros y la Panadería "El Mastren" (termino popular malagueño que hace referencia al moledero del molino de harina), donde compramos tortas de aceite. Tras estas interesante visitas volvemos al coche para coger las mochilas, los bastones y las botas, y comenzar a andar y para empezar nos dirigimos al fondo del aparcamiento y tras leer la información sobre el sapo partero subimos por la escalera, tras ésta tomamos a la derecha y más adelante a la izquierda, en principio tenemos que seguir el cartel del Sendero  Casa de la Nieve que nos va subiendo y sacándonos del pueblo. 
Tras las últimas casas nos encontramos una escalinata con barandilla de madera y que a mitad de ésta nos encontramos a la derecha el inicio de la senda y donde se nos une el "octavo pasajero" y que nos acompañara durante todo el trayecto, éste acompañante o mejor ésta acompañante es la acequia. En sus primeros metros van descubierta y bordeando pequeñas huertas; cuando llevamos media hora y tras atravesar la Cañada de La Arenas, donde encontramos  varios ejemplares  de Cuscuta (cuscuta epithimum) planta parásitallegamos al Albercón que distribuye las aguas del río Almachares por los huertos cercanos, si nos volvemos tenemos una preciosas vistas de Canillas y del pantano de la Viñuela. Justo antes de llegar a la alberca la ruta se desvía a la izquierda y nos hace subir por el Cerro de Juan Zamora y tras cruzar el barranco de La Mina llegamos a un cortijo abandonado con una fuente y algunos metros más adelante ya tenemos a la vista  nuestro destino, el barranco del Almanchares donde se encuentra el paraje de El Saltillo, por encima La Maroma y por debajo nuestro  el Área Recreativa de La Rahije.
Continuamos hasta llegar a una caseta en medio del camino, poco antes de ella sale una vereda descendente hacia la Rahije pero se encuentra en muy mal estado.
A partir de aquí empieza los problemas para los que padezcan de vértigo.  A esta zona se le conoce como los Chimeones, el paso se sitúa en medio del paredón de unos 50 m. de altura pero para nuestra sorpresa, el camino se ha desprendido y hace imposible el paso por lo que tenemos que retroceder hasta la caseta y desde aquí tomar a la izquierda por una senda que nos hace salvar la primera Colá o Colada, aunque cuando volvemos a la acequia retrocedemos para ver el otro extremo de la colada, Seguimos y llegamos a la segunda colá,  ésta es  más impresionante por su longitud y por su profundidad. Sin duda alguna solo estos pasos ya merece la pena haber venido,  pero si continuamos llegaremos al punto final de la acequia y  lugar donde se toma las aguas que abastecen al municipio. Aquí encontramos varias cascadas y pozas de aguas de color esmeraldas que invitan a un buen baño, nosotros tras comer algo y hacer un poquito de Chi Kung y Tai Chi (o algo parecido) decidimos iniciar la vuelta por el mismo camino.

sábado, 13 de abril de 2013

Ruta desde Peña Escrita al Pico Navachica


Navachica

Navachica






Tras el Collado de las Encinas
En la escalera 

Sierra Nevada al fondo















Descargar Track

Como llegar (utilizar este vinculo si quieres calcular la llegada al punto de partida desde tú origen).

Subida al Navachica (1830,60 m)  desde el Paraje Natural de Peña Escrita  (Almuñeca).

Llevábamos ya algún tiempo con el punto de mira puesto en la cumbre más alta de la Sierra de Almijara, pero por un motivo o por otro siempre íbamos dejándola para más adelante. La semana pasada decidimos que ya había llegado la hora y que no podíamos dejarlo para más adelante debido a las altas temperatura venideras. 
La ruta,  según nuestros criterios, la consideramos de dificultad alta, principalmente por dos motivos: primero la alta vegetación (aulaga, romero y jara pringosa) de algún tramos que llega alcanzar los dos metros y que dificultan enormemente el camino y el segundo motivo la gran pendiente que hay en unos de los tramos. Por lo que aconsejo encarecidamente que esta ruta no sea realizada por personas que nos estén en una buena forma física.

Para iniciar la ruta nos dirigimos hacia Almuñeca por la E15 - A7 hasta la salida 305 dirección La Herradura para continuar por la antigua N-340 hasta el centro de Almuñeca donde nos desviaremos hacia Otivar por la calle  carretera del Suspiro o también conocida por la carretera de La Cabra; vamos saliendo de la población entre naves de fruta y  tras varios kilómetros nos encontramos un gran cartel que nos informa que a 11 km se encuentra el Paraje Natural de Peña Escrita, nos desviaremos a la izquierda y comenzamos a subir por un pequeña carretera que tiene rampas dignas del tour de Francia y que en algunos tramos crestea con grande precipicios a ambos lado. Cuando llegamos al recinto nos encontramos con una garita, según habíamos leído por ahí, en este lugar teníamos que pagar un peaje para entrar, nosotros nos encontramos la barrera subida y sin nadie, por lo que no tuvimos que pagar, continuamos por la carretera, y a ambos lado van apareciendo recintos enjaulados con animales en su interior, nosotros no paramos y seguimos hasta el parking que hay junto al Área de la Naturaleza y frente al Bar Cantalobos.

Después de calzarnos las botas y cargarnos las mochila comenzamos a andar tomando la carretera que baja a la izquierda y que dejaremos para tomar la senda que nos encontramos tras un cartel a la derecha como "Camino Collado de la Encinilla". Tras terminar está, continuaremos por la zona de seguridad que va junto a la verja  del recinto hasta la escalera que nos permite salvarla, a partir de aquí comienza una de las dificultades de la ruta, la senda serpentea entre el matorral que aveces casi me cubre de alto y que en algunos tramos es más estrecha que nuestro propio cuerpo por lo que hemos acabado con los brazos bien marcados.
En el camino hemos visto una planta parásita rara de ver. (Cytinus hypocistis (L.) L. subsp. macranthus wettst. Llegamos al Collado de la Encinilla donde hay un pequeño bosque de pinos y hacemos una  parada, continuamos ahora en una pequeña bajada que nos conduce al fondo del Barranco de la Mina, aquí tenemos una preciosas vistas de Sierra Nevada,  cruzamos el arroyo seco y cambiamos de vertiente y nos encontramos las ruinas de dos pequeñas construcciones  desde aquí parten varios senderos que suben  en fuerte pendiente al cordal, aunque nosotros seguimos al frente y llegamos al punto por donde bajaremos que se encuentra tras dos pinos a ambos lado del sendero y tras un gran hito de piedra sube el sendero por donde nosotros bajaremos y que como no hemos visto a la ida nos lo hemos pasado, seguimos por el sendero hasta que nos cruzamos con otros caminantes que vienen de frente y le preguntamos por la subida ellos nos comunican nuestro error y nos ofrecen la alternativa que se encuentra un poco más adelante, tras un pino caído en el camino a la izquierda viene un barranco con un pino en medio por aquí es por donde nosotros subiremos hasta el Cordal de las Vereda, también tenemos una fuerte pendiente, cuando llegamos al puerto, podemos conectarnos con la que viene desde la izquierda y que nosotros seguiremos a la derecha siguiendo los hito de piedra que ahora aparecen y ahora desaparecen, pero como tenemos el punto de mira fijo en nuestro destino, pasaremos por las Lomas de la Atalaya hasta la base del Navachica.
Las vista desde la cumbre ni que decir tiene que son impresionantes   a nuestros pies tenemos El Cisne, El Lucero, el Pantano de los Bermejales, toda Sierra Nevada y seguro que algún que otro día se podría ver el Rif marroquí aunque como hoy tenemos levante es cosa imposible.
Comenzamos la bajada por el mismo sitio aunque ahora nos dejaremos a tras la zona por donde hemos subido y continuamos por el sendero que nos ha traído por la divisoria hasta iniciar la muy peligrosa (mucha piedra suelta) y fuerte bajada hasta el punto de donde nos equivocamos después de las contruciones. Desde aquí todo el camino es el mismo. Cuando llegamos al coche nuestra rodillas están doloridas y los aductores de Juan de Dios han estado a punto de darnos un susto, pero bueno,  todo se arregla con unos ibuprofenos, el hielo mágico y un descanso merecido.
A nosotros nos salen 16 km. con desnivel de 753 m.